¿Qué dice la NFPA 70E sobre la seguridad de los inspectores?

La electricidad puede ser un gran factor de riesgo que podría causar daños materiales, herir gravemente a una persona o inclusive acabar con la vida de quienes se encuentran expuestos. Sin embargo, el empleador puede adoptar precauciones sencillas cuando se trabaja con electricidad, o cerca de instalaciones o equipos eléctricos, con objeto de reducir significativamente el riesgo de lesión para él, sus trabajadores y otras personas.

Anteriormente comentamos sobre la NFPA 70E, nombre abreviado de la Norma para la Seguridad Eléctrica en Lugares de Trabajo, la cual es un importante documento que ayuda a generar áreas de trabajo resguardadas de los riesgos no aceptables propios del uso de la electricidad en el lugar de trabajo.

Con el correr de los años se han realizado cambios en su edición. Hasta el año 2012 la NFPA 70E en su sección 90.1 aún no incorporaba un importante aspecto en cuanto a la protección a los inspectores.

La Sección 90.1 de la norma NFPA 70E Seguridad eléctrica en lugares de trabajo, decía que el objetivo principal de la norma era «suministrar un área de trabajo práctica y segura para los empleados en relación a los riesgos que se originan en el uso de la electricidad.» Las tareas cubiertas por la norma eran la instalación, operación, mantenimiento y demolición de conductores eléctricos, equipos eléctricos, conductores y equipos de señalización y comunicación, y conductos eléctricos.

Sin embargo, la inspección no se encontraba dentro de esta enumeración, lo que significa que el alcance de la norma no cubría a inspectores de electricidad, cuyo trabajo consiste en garantizar la seguridad pública.

Los inspectores de electricidad pueden muchas veces encontrarse cerca de los conductores eléctricos o partes de circuitos energizados, mientras realizan su trabajo. Es más,  los inspectores podrían encontrarse dentro del límite de aproximación restringida y, en algunos casos, podrían cruzarlo, dependiendo del equipo que se encuentre bajo inspección.

Si bien es cierto la asimilación e incorporación de la norma NFPA 70E dentro de las prácticas laborales de los inspectores eléctricos no ha ocurrido de la noche a la mañana. Sin embargo la Norma Nacional Estadounidense sobre prácticas de trabajo seguro ha dado cobertura a las inspecciones eléctricas, aún más cuando se ha ido perfeccionando en sus nuevas versiones. Aquellos que hoy en día emplean a inspectores de electricidad, deben aceptar la responsabilidad agregada de asegurar que sus empleados adhieran a las prácticas de trabajo seguro. Para la norma NFPA 70E, no es relevante para quién trabajan los inspectores de electricidad, y sus incorporaciones en la versión 2021 dan cobertura a cualquier inspector expuesto a un riesgo eléctrico.

La norma continúa evolucionando para abordar la evaluación de riesgos e introduce factores humanos, como el error humano, como parte de esa evolución.

En una fracción de segundo un incidente eléctrico puede cobrar vidas y causar lesiones incapacitantes permanentes para los inspectores. De hecho, cada año ocurren cientos de muertes y miles de lesiones por quemaduras debido a descargas, electrocución, arco eléctrico y explosión de arco, y la mayoría podría prevenirse. Este es el objetivo de la NFPA 70E.

En su nueva versión 2021 destaca como objetivo principal la eliminación de riesgos en la implementación de las prácticas relacionadas al trabajo seguro. La NFPA 70E describe una condición de trabajo segura como un estado en el cual todos los conductores y partes del circuito eléctrico peligrosos con el cual el trabajador, en este caso el inspector puede exponerse, estarán colocados y mantenidos en un estado desde energizado para el propósito de eliminar temporalmente esos peligros.

Es necesario también tener claro que nosotros debemos ser los primeros en asegurar nuestra propia integridad física en todo trabajo ante un entorno eléctrico capacitándonos de forma constante y aplicando todos los conocimientos, procedimientos estandarizados y categoría peligro/riesgo, según la NFPA 70E. Por el lado contrario, puede ser demasiado tarde, ya que la curva de aprendizaje en Seguridad Eléctrica es muy elevada y, por ende, el accidente eléctrico puede ser grave o fatal.

Los inspectores de electricidad ofrecen un valioso servicio al público, y si bien no están habitualmente sujetos al mismo nivel de exposición al riesgo que aquellos que desarrollan tareas de instalación y mantenimiento eléctricos, no son inmunes a los riesgos de la electricidad. Los inspectores de electricidad necesitan estar protegidos al igual que cualquier otro empleado expuesto a un potencial riesgo de choque eléctrico, arco eléctrico o ráfaga de arco,  y la edición 2012 de la norma NFPA 70E ayudará a que esto suceda.

 

Leave a Reply

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial
Comulsa