Novedades en versión 2021 de la NFPA 70E

La NFPA 70E, nombre abreviado de la Norma para la Seguridad Eléctrica en Lugares de Trabajo, es un importante documento para ayudar a generar áreas de trabajo resguardadas de los riesgos no aceptables propios del uso de la electricidad en el lugar de trabajo.

En Chile, la aplicación de la NFPA 70E es ahora exigida por la Superintendencia de Electricidad y Combustibles (SEC) en el Pliego Técnico Normativo -RPTD N°15 Operación y Mantenimiento (del 10-09- 2020) que establece que, en lo concerniente a la seguridad en las labores de operación y mantenimiento de las instalaciones eléctricas, se deberán considerar procedimientos que estén basados en la dicha norma.

Si bien el número de lesiones eléctricas en el lugar de trabajo ha disminuido considerablemente en los últimos años, los riesgos de descarga eléctrica, electrocución, arco eléctrico y explosión de arco, siguen siendo una preocupación importante para la salud y la seguridad en empresas e instituciones.

Muchas veces se asume que la seguridad eléctrica en los lugares de trabajo es un tema atendido en la mayoría de las empresas e industrias. Sin embargo, muchas veces está abordado de manera desactualizada, fuera del cumplimiento normativo. Esto puede conllevar importantes riesgos, incluso para el personal que podría quedar peligrosamente expuesto a las situaciones no deseadas como efecto del uso y manipulación de instalaciones eléctricas.

En su edición 2021, esta norma ha contribuido exitosamente al mejoramiento de la seguridad en la operación y mantenimiento de las instalaciones eléctricas, así como en la protección de los trabajadores.

La publicación de la última edición para el 2021, NFPA 70E establece con claridad los procesos de seguridad, con políticas, procedimientos y controles de programas para reducir riesgos a un nivel aceptable. El objetivo principal es lograr una seguridad eléctrica que sea práctica y posible, con el fin de garantizar que los empleados no sufran percances asociados a riesgos eléctricos..

Los controles del riesgo expuestos en esta norma tienen como fin ser aplicaciones sólidas, viables y factibles, de procedimientos y políticas de seguridad que deben ser implementados tanto por el empleador como por el empleado. Los requisitos de NFPA 70E son adecuados para su utilización e implementación por parte de organismos y empleadores con la responsabilidad de elaborar, implementar y mantener un plan de seguridad eléctrica.

 

Para esta edición 2021 de la NFPA 70E se incorporan algunos cambios importantes. A continuación presentamos un resumen de las principales actualizaciones.

Artículo 110

Se han reorganizado algunos requisitos para una progresión más lógica, incluso se movieron los principios generales de bloqueo/etiquetado de la Sección 120.2, los principios generales sobre condiciones de trabajo eléctricamente seguras y los requisitos de trabajo energizado de la Sección 130.2. La nueva subsección 110.5(K) exige que un programa sobre seguridad eléctrica del empleador incluya una política sobre cómo establecer condiciones de trabajo eléctricamente seguras.
Christopher Coache, ingeniero eléctrico sénior de la NFPA. dijo que el artículo 110 se aplica a todo, y que es la base de lo que toda empresa debería estar haciendo.

Artículo 130 “Trabajos que involucran peligros eléctricos”

Las secciones 130.1 y 130.2 se han vuelto a redactar para darle lugar a la reubicación de la información de la ex Sección 130.2(A) a 110.3 y para mantener el foco del Artículo 130 sobre los requisitos relacionados con el trabajo que incluye peligros eléctricos.

Tabla 130.5(C):

Se han realizado revisiones a la Tabla 130.5(C), la cual que puede ser utilizada para ayudar a estimar la probabilidad de que se produzca un incidente de arco eléctrico. Incluso se ha incorporado una nueva entrada para la operación inicial de la llave o interruptor de circuito y una vez más después del mantenimiento, ya que cada una cuenta con una mayor probabilidad de que se produzca un evento por arco eléctrico.

Coache asegura que “esa tabla surgió debido a un cambio en el conocimiento de cómo la gente estaba haciendo un mal uso del estándar. Es para transmitir el concepto de que necesita asegurarse de que no exista la probabilidad de que ocurra un incidente en su equipo. Las personas que escriben el estándar y el público que comparte información no tienen la capacidad de determinar si su equipo tiene un arco eléctrico o no”.

La tabla comprende más de 30 tareas para determinar la probabilidad de arco eléctrico, incluida una nueva entrada sobre la operación inicial de un disyuntor o interruptor después de la instalación, y nuevamente después del mantenimiento del equipo, porque cada una de estas etapas presenta una mayor probabilidad de incidente.

Sección 350.9:

Se han revisado los umbrales de energía para los equipos y sistemas eléctricos en laboratorios para reflejar con exactitud los datos en el documento fuente de la Nota Informativa. Asimismo, se ha eliminado el umbral de circuito capacitivo para evitar una repetición y posible confusión con el nuevo Artículo 360 (50 voltios y 5 miliamperios para corriente alterna; 100 voltios y 40 miliamperios para corriente continua), a menos que se implementen los controles apropiados.

Artículo 360:

Se ha agregado este nuevo artículo sobre requisitos relacionados con la seguridad para
condensadores y el Anexo R -Trabajo con Condensadores- para abordar requisitos específicos de la seguridad eléctrica para condensadores.

Anteriormente también se incluían los condensadores. Sin embargo ahora tienen su propio artículo, el cual incluye medidas para mantener seguros a los trabajadores, realizar una evaluación de riesgos y establecer una condición de trabajo eléctricamente segura para un condensador.

Los condensadores son dispositivos de almacenamiento de energía que se utilizan en muchos sistemas diferentes, como transportadores, calefacción, refrigeración y flujo de aire.

Coache menciona que “con todas las energías alternas, se están utilizando muchos sistemas de condensadores. Si los apaga, todavía tienen energía. Es como una batería, esencialmente, El público, la industria y el comité técnico sintieron que era importante un artículo completo y dedicado a los capacitores. Hay condensadores de energía almacenada que se utilizan en muchos sistemas”.

Dada la importancia de una buena implementación de la norma NFPA 70, tanto para efectos de cumplimiento como para mitigar los riesgos de instalaciones eléctricas en lugares de trabajo, recomendamos una revisión detallada de las actualizaciones de la versión 2021. En caso de dudas respecto de los alcances en su propio caso, no dude en consultar con especialistas en la materia para implementar los ajustes que puedan ser necesarios. De esta manera estará contribuyendo a lograr efectivamente lugares de trabajo con riesgos controlados y mitigados para su empresa o institución, y para sus trabajadores.

Leave a Reply

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial